17 de octubre de 2017

MUIÑOS

12 comentarios
Junio 2015 - Muiños do Folón e do Picón - 17mm - f/8 - 1/500 - ISO 200



Los muiños do Folón y do Picón en el cocello de O´Rosal son una de esas humildes maravillas que Galicia ofrece. Los que me conocéis un poco sabéis de mi debilidad por cualquier forma de arquitectura tradicional, esa que sabe "estar sin molestar". Así se refería a ella el gallego Antón Reixa. Ayer me levanté con el corazón encogido viendo como la zona ardía sin control. Pensé primero en mi amiga Consuelo,  que vive allí, en su familia; su marido, los niños, una abuela muy mayor...  Felizmente ellos están bien aunque el horror se los quedó mirando de cerca.

Toda Galicia ardía y por primera vez me alegré de que Paradela no estuviese aquí para verlo. Ella nunca hubiera sido de los que miran, la imagino armada de su cubo y su energía inquebrantable, integrando una  de esas cadenas humanas que ayer, contra el desastre, volvieron a dar una lección de entereza y dignidad. Si hay que tener una patria, la mía son ellos. También ardía Portugal en su épica catástrofe, mi Asturias querida y aquí muy cerca El Bierzo y  Laciana...  por eso en mi ventana el amanecer era naranja como si  al mundo se le hubiera desajustado el balance de blancos y el sol estaba rojo de rabia.

No imagino castigo suficiente para los asesinos de la tierra. Indignos de habitarla, sean por siempre malditos en ella.


Negra Sombra / Luz Casal